Dentro de los conceptos básicos del gaming, se encuentra el monitor.

Y no.

Aquí no vamos a hablarte de monitores de gimnasia, ni de yoga.

Esto es una web gaming.

Así que, lo que vamos a aclararte es qué es un monitor, dentro del ámbito de la informática.

Puede parecer obvio.

O no.

No lo sé.

Pero por si acaso, vamos a echarle un vistazo rápido al tema de los monitores.

Monitores de pilates, no.

Monitores de ordenador, sí.

Como estos, por ejemplo:

Monitor, definición

Apunta.

El término «monitor» puede aplicarse a una amplia gama de productos en el campo de la tecnología de visualización. 

En el caso de los PC, un monitor es un dispositivo que sirve para visualizar la salida de datos, y que muestra vídeo, gráficos y texto, generados a través de una salida de vídeo en la placa base del ordenador. 

El término «monitor» también puede referirse a cualquier dispositivo eléctrico que muestre imágenes digitales en una pantalla, como un televisor o una pantalla de videoproyector.

Creo que se entiende.

¿No?

Bueno, resumiendo y para que no tengas dudas, un monitor interpreta los datos que le manda el PC, y los transforma en imágenes.

Esas imágenes, cuando tú las visualizas, pueden ser un texto, un gráfico y también una imagen.

Tipos de monitores

Han existido dos grandes tipos de monitores.

Los míticos CRT (tubo de rayos catódicos) y los LCD (pantalla de cristal líquido).

No tienen nada que ver.

De hecho, pertenecen a épocas completamente diferentes, y el segundo es una evolución del primero.

Tubos de rayos catódicos

La tecnología de los tubos de rayos catódicos, tiene ya más de 100 años. 

starcraft campeonato gaming

Un tubo de rayos catódicos funciona moviendo un haz de electrones de un lado a otro de la pantalla del ordenador. 

Cada vez que el haz pasa por encima de la pantalla, ilumina los puntos de fósforo contenidos en el interior del tubo de vidrio, que iluminan las partes activas de la pantalla. 

El haz, crea imágenes dibujando líneas desde la parte superior, a la inferior de la pantalla.

Seguro que has visto o puede que incluso utilizado, esas pantallas con una parte trasera enorme.

Eran auténticos tochos.

Muy pesadas, muy lentas y si te pasabas con su uso, podías freír un huevo encima, de lo calentitas que se ponían.

Pantallas de cristal líquido

Por su parte, las pantallas planas, denominadas LCD, tienen un diseño mucho más delgado que las pantallas CRT. 

La tecnología de pantalla de cristal líquido (LCD) se ha adaptado para su uso en dispositivos portátiles como ordenadores, smartwatch, y videoconsolas.

Funcionan de forma completamente diferente a las pantallas CRT. 

Utilizan dos discos polarizados con una solución de cristal líquido entre ellos

A continuación, se hace pasar una corriente eléctrica a través del líquido, lo que hace que los cristales se alineen. 

pantalla lcd cristal líquido
Pantalla LCD

Esta alineación impide que la luz penetre, generando imágenes.

Las pantallas LCD ofrecen gráficos y vídeos más nítidos y de mayor calidad.

Fue un gran salto dentro del mundo de las pantallas.

Primero llegaron los monitores para ordenadores.

Con una de estas pantallas, quedaba tanto espacio en tu escritorio, que parecía imposible.

Más tarde esa tecnología se trasladó a las TV.

Y hoy en día, aún es frecuente ver esos paneles en las casas de mucha gente.

Pero cada vez son menos, y es que como todo en esta vida, evoluciona.

Y ha sido la tecnología LED, combinada con el cristal líquido del LCD, lo que ha revolucionado el mundo de los monitores.

Monitores LCD LED

Los monitores LCD, están retroiluminados con unos tubos fluorescentes, que son los que hacen que veas las imágenes en la pantalla.

Bien.

monitor ultra fino
Monitor LCD LED

¿Pero que ocurre si cambias esos tubos por diodos LED?

Pues que mejoras el rendimiento energético, los colores, la velocidad y encima la pantalla se puede estrechar aún más.

La forma de iluminar el cristal líquido de los LEDS, puede ser en forma de malla, justo detrás del mismo.

Alrededor formando un marco, lo que hace que la pantalla se vuelva ultra fina.

O sólo iluminando el panel por los laterales, para abaratar la construcción y tener unos resultados mejores que un LCD.

Y esto nos lleva a día de hoy, donde los monitores son capaces de mostrar una gran calidad de imagen, en unos paneles muy finos.

Pantallas OLED y QLED

Aterrizando directamente a la rabiosa actualidad, nos encontramos con la nueva tecnología de monitores.

Se trata de las pantallas denominadas OLED por parte de Sony y LG, principales impulsores de este sistema.

Y como contrapartida, está Samsung con su tecnología QLED.

Una vez hechas las presentaciones, te cuento brevemente en qué consisten y por qué se están convirtiendo en el nuevo estándar, dentro de algunos monitores, y muchas TV.

Aquí la cosa se complica un poco.

Los dos sistemas son muy parecidos, y básicamente se trata de una malla de LEDS que están detrás de una pantalla de cristal líquido.

Hasta aquí, bien.

Las QLED, que traducido del inglés sería, diodo emisor de luz quántico, son muy parecidas a un panel LED normal.

pantalla QLED
Pantalla QLED

Su diferencia está en que usan nanopartículas para crear el color y el brillo.

Sí lo sé, parece ciencia ficción.

Imagínatelo, como una malla trasera de leds, que focaliza su luz en una especie de de filtro, que atenúa y amplifica su luz para que tu percibas mejor los colores.

Es un resumen muy básico, pero creo que se entiende.

Por su parte los OLED, son diodos orgánicos emisores de luz, y se diferencian de los QLED, porque aquí no hay una malla trasera de LEDS iluminando la pantalla.

En esta ocasión hay un pequeño diodo LED en cada píxel del panel, produciendo cada uno su propia luz, en vez de tener un panel trasero que lo ilumina todo.

Cogemos aire, que esto es muy espeso y a veces cuesta de digerir.

Por un lado tienes una malla de LEDS puesta detrás de un panel LCD, al que se le añaden filtros con nanopartículas para conseguir mejores colores; QLED.

Y por otra parte, tienes un panel en que cada cuadradito de luz ( píxel ), tiene su propia luz; OLED.

panel OLED
Panel OLED

La gran diferencia está en que uno bloquea y aplica filtros a una luz de fondo, y el otro, enciende, apaga y modifica la luz, color e intensidad de cada píxel del panel.

Esto beneficia claramente a los OLED, ya que sus negros, al apagarse el LED, son más profundos y por tanto se crea un mayor contraste.

Por contra, no se si te has fijado, pero por aquí en medio hay la palabra orgánico.

Esto quiere decir que con el tiempo se va a degradar, así que olvídate de monitores de 20 y 30 años como los primeros monitores de tubos catódicos.

Esto no va a suceder.

Actualmente, hay una guerra abierta por ver qué tecnología se impone.

Han surgido nuevas variantes como el full array LED, el nanocell, y otros nombres sacados, de vete tú a saber, qué serie de ciencia ficción.

Son las pantallas más caras del mercado, y de momento no están presentes en muchos monitores.

Veremos como evoluciona todo.

¿Sirve la TV como monitor para el PC?

Como te decía, no todas las pantallas están preparadas para ser monitores eficientes.

El ejemplo más evidente es el de las televisiones, que si bien han adoptado la tecnología de los monitores, hasta hace bien poco no estaban preparadas para ello.

¿El motivo?

La TV estaba pensada únicamente, para recibir la señal de antena y a pesar de tener la misma tecnología de panel, estaba optimizada para sacar el máximo provecho de lo que le llegaba por la antena.

Muchas ni siquiera tenían entrada de vídeo y las que sí lo incorporaban, cuando le conectabas un PC, se veía raro de narices.

Borroso, con interferencias y con una experiencia nada agradable.

Esto pasaba por qué los protocolos de vídeo para una señal de antena eran unos y para un monitor de PC, pues eran otros.

conexiones tv
Conexiones de una smart TV

Por suerte con la llegada de los monitores planos, y su tecnología de cristal líquido esto se equilibró.

Más tarde se incorporaron los HDMI, Displayport y ahora es el USB-C.

Las TV empezaron a tener conexiones VGA y DVI, para sacar el máximo rendimiento a la señal de vídeo, igual que los monitores.

La conectividad es plena.

El día que la señal de la TDT acabe desapareciendo y todo funcione a través de internet, solo habrán monitores.

Con el puerto TDT obsoleto, y unos buenos equipos de sonido externos, lo que diferenciaba una TV, de un monitor ( Antena y altavoces ), habrá desaparecido.

Características de los monitores

Ahora ya conoces qué es un monitor y cómo ha evolucionado hasta nuestros días.

¿Pero sabes qué tecnologías incorpora?

Para que no te pierdas con tanto nombre raro, te hemos preparado una lista con los principales datos, que verás en todas las etiquetas de monitores.

No es klingon, aunque a veces lo parezca:

  • Brillo:
    • Se mide en Nits, y como su nombre indica, se trata de la intensidad de luz que emite el monitor, cuanto más alto el valor, más brillo.
  • Profundidad de color:
    • Se mide en Bits, y es la cantidad de información que se necesita para representar un color dentro de un píxel, cuantos más Bits, más fiel es el color a la realidad.
  • Espacio o espectro de color:
    • Lo verás representado como RGB o DCI-P3, es la forma como se mezclan los colores para obtener más colores y que sean fieles a la realidad, cuanto más ato el %, mayor fidelidad de color obtendrás.
  • Relación de aspecto:
    • Define como será de rectangular o cuadrada tu pantalla, los valores suelen expresarse con dos valores separados por dos puntos, 16:9 – 4:3, siendo el primero el ancho.
  • Tamaño:
    • Es la distancia, expresada en pulgadas, que tiene la diagonal de la pantalla, fíjate si esa distancia incluye el marco o es sin él.
  • Resolución:
    • Son el número de píxeles que contiene el panel, las resoluciones más frecuentes son Full HD (1920 x 1080 p), QHD o 2K ( 2560 x 1440 p ) y UHD o 4K ( 3840 x 2160 ).
  • Tipo de panel:
    • Los paneles LED pueden ser de tipo TN – Twisted Nematic, VA – Vertical Aligment, IPS – In Plane Switching, que te ofrecen características diferentes según tus necesidades.
  • Relación de contraste:
    • Es un valor que se representa así, 3000:1; y es la diferencia entre el blanco, más blanco y el negro más oscuro posible, que el monitor puede representar, siendo el número mayor, la cantidad de veces que es más blanca una imagen respecto a una negra.
  • Tasa de refresco:
    • Es la velocidad a la que es capaz de cambiar de color un píxel, y se mide en mili segundos ( ms ), cuanto menor sea, más rápido será el monitor.
  • Frecuencia de actualización:
    • Es la cantidad de imágenes que puede reproducir un monitor en en segundo, y se mide en Hercios ( Hz ), cuanto más alta, mayor rapidez y fluidez tendrá el panel.
  • Conexiones:
    • Son la cantidad de puertos que te permiten conectar el monitor con otros periféricos y con el PC o consola. VGA, HDMI, Displayport, USB-C, cuantos más puertos, mayor capacidad tendrá para conectarse con teclados, ratones y demás gadgets.
  • Sincronización:
    • Lo vas a ver como Freesync, G-Sync o Adaptive sync, y permiten conectar el monitor directamente con la gráfica, y así evitar efectos como el ghosting y el tearing.
  • Ángulo de visión:
    • Se mide en grados, y te indica hasta que punto es visible la imagen, cuando giras el monitor ya sea en vertical u horizontal.

Creo que no me dejo nada.

Hay más términos, pero los básicos son los de arriba.

Si comprendes la mayoría de ellos, lo tienes muy fácil para hacerte con un monitor ideal para ti.

Y si aún tienes dudas, un poco más abajo, te dejo con una selección de los mejores según tu presupuesto.

Un saludo.

Game Over.

Jordi

No te vayas sin echar un vistazo a esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.