¿Es posible trabajar con un ordenador, conectado a la televisión? 

¿O jugar a la consola, en un monitor? 

Bueno, esto último si es posible, pero con limitaciones, claro.

Aquí te lo aclaramos todo:

Antes de seguir conviene aclarar cuál es la diferencia entre un monitor y un televisor, aparte de la más obvia…

La conexión de antena.

Pero si no puedes aguantarte y te lo estás haciendo encima, por que necesitas una respuesta clara.

Apunta:

A pesar de que aún existen muchas diferencias entre ambos, cada vez se están acercando más los unos a los otros.

Pero a día de hoy:

Si buscas el máximo rendimiento gaming, un monitor es mejor que una TV, de la misma forma que una TV es mejor que un monitor, para ver series y pelis.

Si quieres saber por qué hemos llegado a esta conclusión, sigue con nosotros que te lo aclaramos todo.

Comparativa de tamaños pantalla

Cuando te digan que el tamaño no importa, mienten, y lo sabes.

Mira.

Un monitor y un televisor son dispositivos similares. 

Tienen una pantalla que muestra información. 

Las tecnologías de fabricación de pantallas, son en su mayoría las mismas (sin entrar en detalles técnicos innecesarios en este caso). 

La primera y más importante diferencia es el tamaño

Y es mucho más importante de lo que parece a primera vista.

Oh, sí.

medir cinta tamaño
El tamaño, importa

Un monitor es una pantalla, frente a la cual te vas a sentar a medio metro de distancia, y en algunos casos a 30 cm. 

Por eso, un monitor con una diagonal de, por ejemplo, 27″ pulgadas se considera grande

Un televisor, por el contrario, está diseñado para ser visto a gran distancia, a partir de un metro y medio, más o menos. 

Por eso, un televisor de 42″ pulgadas hoy en día, ya está por debajo de la media

Si ves que un monitor de 27″ pulgadas, cuesta más que un televisor de 42″ pulgadas, no hay nada de lo que sorprenderse.

El motivo es que priorizan cosas distintas, porque van dirigidas a públicos distintos.

Si vas a mirar solo el precio, las TV ganan por goleada en cuanto al tamaño se refiere.

Por ejemplo, un monitor gaming de 49″ pulgadas, ultra panorámico, está alrededor del los 1K euros.

El mismo tamaño de pantalla en un televisor, está alrededor de los 700 euros.

¿Cómo puede ser si utilizan la misma tecnología?

Lo que hace variar el precio, no es cómo está hecha la pantalla, si no para qué está hecha.

Latencia, tasa de refresco y frecuencia

Un factor menos obvio, pero no menos importante, es la latencia. 

El retraso de entrada, mide el tiempo que transcurre entre el momento en que se recibe la información y el momento en que se muestra.

Un monitor está diseñado para mostrar la información de la forma más precisa y rápida posible, un televisor, para mostrar la información de la forma, más bonita posible. 

¿Ves por donde voy?

Hay una gran cantidad de post-procesamiento en una televisión, que no siempre se puede desactivar para conseguir más rendimiento gaming.

Por ello, el input lag de un televisor es siempre mayor, lo que por cierto, es realmente molesto para jugar.

efecto doble contorno en monitor gaming
Efecto doble contorno

Unos valores normales de input lag para los monitores suelen ser inferiores a 10 ms, mientras que para una televisión suelen ser superiores a 15 ms. 

He visto televisores con un retraso de entrada de 100 ms.

En serio, no son nada adecuados para jugar, aunque nadie te impide ver películas con la más alta calidad.

Incluso para jugar con una consola, no todos los televisores sirven

Modelos como la PS5 o XBox series S o X, mueven resoluciones de 4K a 60 fps, que no son fáciles de gestionar ágilmente por televisores, y los que sí pueden, son carísimos.

En este apartado, los monitores están más optimizados para mover juegos rápidamente, y que no acabes perdiendo la partida, porque tu tele se ha quedado pillada.

Conectores y sincronización freesync

Cualquier televisor moderno está equipado con un conector HDMI, normalmente tres o cuatro. 

Se trata de una interfaz digital universal, para transmitir sonido e imagen a través de un solo cable. 

Es posible que tu televisor no tenga más entradas que la antena. 

El monitor, en cambio, suele tener conectores DVI y DisplayPort, así como VGA y los más nuevos USB-C.

conexiones tv
Conexiones TV

Aquí se demuestra, una vez más, que los televisores buscan ofrecerte la mejor imagen a costa de todo lo demás.

La mayoría de tarjetas gráficas de los PC, suelen ofrecerte las máximas tasas de refresco a través del cable displayport, inexistente en las TV.

Esto significa que si quieres trabajar con tu PC conectado a la tele, puedes hacerlo, pero a la hora de jugar vas a notar las carencias.

Además las teles no tienen sincronización vertical, que permite que la gráfica de tu PC y la TV en este caso, se entiendan y no sufras por efectos, como la pantalla partida o borrosa.

Hay algunos modelos de TV, que ya incorporan algún tipo de sincronización adaptativa, pero suele ser muy limitada.

En esta ocasión, en cuanto a conexiones se refiere, los monitores están mejor preparados para adaptarse a las exigencias de los juegos.

Salida de audio

Se trata de un parámetro que a menudo se pasa por alto, incluso por los jugadores más acérrimos. 

Cualquier televisor lleva al menos unos altavoces incorporados, mientras que en el caso de los monitores es sólo una opción adicional, muy poco frecuente. 

Sin embargo, cuando se trata de consolas de juegos – no tienen la opción de salida de sonido a una toma normal de jack 3,5 mm, en absoluto (a excepción de la Nintendo Switch). 

gamer
Auriculares

La salida de sonido se realiza a través de la misma toma que la de imagen, el HDMI.

Además los altavoces de las televisiones, sí que te ofrecen una calidad adecuada, para disfrutar de tus series y pelis favoritas, muy por encima de los pésimos altavoces que incorporan los monitores.

En este apartado, las teles se imponen, ya que si tienes una consola, podrás disfrutar de la imagen y el sonido con un solo cable.

Por su parte en los monitores, vas a tener que tirar del jack de 3,5 mm, y ponerte unos auriculares o conectar una barra de sonido externa.

Visualización de la resolución 4K

Una vez más, está la farsa de los conectores. 

El hecho es que cualquier conector digital tiene un ancho de banda finito.

Si estás interesado en una salida de resolución 4K desde un PC, una consola multimedia o una videoconsola, tendrás que profundizar en las características técnicas. 

En primer lugar, en el mundo de los PC, esta resolución suele implementarse a través de un conector DisplayPort, que en cualquier versión admite la salida 4K/30p y, a partir de la versión 1.2, también a 60p (es decir, a 30 y 60 imágenes por segundo, respectivamente).

monitor gaming lg
Conexiones de un monitor

El conector DVI no es capaz de alcanzar esa resolución en absoluto: hay una resolución máxima de 2560×1600 píxeles a 60 Hz (60p), pero sólo en modo Dual Link.

En HDMI la compatibilidad con 4K apareció sólo a partir de la versión 1.4, pero la velocidad de fotogramas estaba limitada a 30 Hz. 

Aumentar la velocidad de fotogramas a 60 sólo era posible con HDMI 2.0

Y aunque las tarjetas gráficas para PC suelen tener un conector HDMI, entre otros, no necesariamente será HDMI 2.0. 

Por eso, aunque tengas un televisor 4K de última generación, no es seguro que puedas conectar tu PC a él para que salga a la máxima resolución a 60 Hz.

Otra vez, el monitor se impone en cuanto a conexiones de alta resolución, gracias al displayport y los más recientes USB-C.

Estos últimos se están imponiendo por varios motivos:

  • Incorporan toma de alimentación
  • Son reversibles
  • Para todo tipo de dispositivos (móviles, TV, monitores, inclusa Apple se ha apuntado)
  • Alta capacidad a 4K

Conclusiones 

En general, técnicamente hablando, sí: puedes limitarte a una sola pantalla, e incluso jugar a las consolas en ella. 

Lo mismo que en teoría puedes conectar tu PC al televisor y no comprar un monitor. 

Sin embargo, debido a los muchos matices que hay al final, puede que las cosas no funcionen tan bien como deberían, o que no funcionen en absoluto.

Aunque se parezcan, los monitores y los televisores son aparatos completamente distintos y su funcionalidad, aparte de mostrar imágenes en la pantalla, es bastante diferente.

Jordi

No te vayas sin echar un vistazo a esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.